Hoy 11 de octubre, celebramos el Día Internacional de la Niña. Bajo el lema “Una generación de niñas sin un guion preestablecido e imparables” queremos acercaros la historia de Abeny, que significa “aquella que consigue lo que se propone”.

La protagonista de esta historia, Abeny, tiene un único propósito: ir a la escuela y formarse. Tiene 14 años y es alumna del Loreto School de Rumbek, en Sudán del Sur.

En su colegio recibe la educación de calidad a la que tiene derecho, tiene atención sanitaria y la opción de dormir en el centro proporcionándole un entorno seguro. Abeny disfruta de una alimentación sana y equilibrada. Y como tiene todas sus necesidades vitales cubiertas, puede dedicarse a lo que le corresponde: SER FELIZ. Puede jugar, reir y disfrutar como una niña.

Tenemos un gran propósito: que la historia de Abeny sea la historia de millones de mujeres y niñas en el mundo imparables.

Una generación de niñas imparables que recogen en sus vidas el impulso de un movimiento que hace ahora 25 años ponía en marcha otra generación durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing Un encuentro planetario en el que participaron más de 25.000 mujeres, entre ellas varias religiosas del IBVM (María Pablo Romero, Ephigenia Gachiri…) y del que surgieron ideas y propuestas que pronto cambiarían la vida de muchas otras mujeres en el mundo.

De allí surgió la Declaración y Plataforma de Acción de las mujeres, una completa agenda política para la igualdad entre las que destaca el esfuerzo porque cada niña pueda realizar sus sueños en una vida libre de violencias; con una educación asegurada, en la que pueda elegir cuándo y con quién se casará y tenga un salario igual al de sus compañeros hombres.

En Fundación Mary Ward trabajamos desde hace años con proyectos que luchan contra la discriminación en todas sus formas, buscando el desarrollo sostenible de las comunidades y la igualdad de todas las personas. Estamos presentes en Sudán del Sur, Kenia, Albania, India, Nepal, Marruecos, Perú y Tanzania a través de proyectos de alfabetización, becas de estudio, becas de alimentación, formación profesional, atención sanitaria, prevención de la Trata, cooperativas de empleo y lucha contra la Mutilación Genital Femenina.

A día de hoy:

  • 263 millones de niños y niñas están sin escolarizar en el mundo.
  • Más de la mitad de los niños y niñas sin escolarizar viven en el África Subsahariana.
  • Se calcula que el 50% de los niños y niñas en edad de primaria que no asisten a la escuela viven en zonas afectadas por los conflictos.
  • En el norte de África y Asia Occidental el porcentaje de mujeres adolescentes que no acude a la escuela es un 32% superior al de los adolescentes varones.

Conoce más sobre la historia de Abeny aquí.