A las puertas de cerrar el curso, cuando el calor empieza a apretar y las vacaciones se vislumbran a la vuelta de la esquina, queremos traeros a la memoria algunos momentos fascinantes que han tenido lugar en los últimos meses y que son muy relevantes para la Fundación pues concentran toda la esencia de nuestro trabajo.

A primeros de marzo os anunciábamos la inauguración del Centro de acogida y rehabilitación de las víctimas de la Mutilación Genital Femenina en Kenia en el que Ephigenia Gachiri (IBVM) ha dedicado todos sus esfuerzos para acabar con esta horrible lacra. Además, el departamento de Estado de EE.UU. ha condecorado a Orla Treacy (IBVM) con el Premio Internacional Mujeres Coraje 2019, reconociendo el trabajo que está llevando a cabo en el Loreto School Rumbek en Sudán del Sur.

Hacemos también un recopilatorio de las numerosas actividades que en los diferentes colegios BVM hemos llevado a cabo este curso enmarcadas dentro de la campaña de Educación para la Ciudadanía Global ¿Qué comemos hoy? en la que los alumnos y alumnas han reflexionado sobre la problemática del hambre, sus consecuencias y las causas que lo originan. Desde los cumpleaños solidarios hasta las BVM Talks que nos van llegando de los colegios, queda demostrado que cada vez más estamos ante una joven ciudadanía que se involucra y participa, y que tiene ganas de cambiar las cosas. Todo esto sería imposible sin la labor del profesorado que nos acompaña durante el curso y participa activamente en todas las propuestas.

Y si hablamos de participación, cobra especial relevancia nuestra gran Red de Voluntarias sin las cuales sería imposible llegar a todo, y que cediendo parte de su valioso tiempo nos ayudan a organizar eventos como el torneo de pádel, el concurso de paellas, los mercadillos solidarios, los sports, etc.; actividades que dan visibilidad a todo lo que hacemos a la vez que recaudamos fondos para llevar a cabo nuestros grandes proyectos.

Entre estos proyectos, queremos hablaros de las Rainbow Homes de Calcuta, donde Cristina Rufino estuvo como voluntaria el verano pasado y nos cuenta su experiencia y todo lo que le ha enriquecido a ella personalmente; o el proyecto de la escuela de primaria de Buswelu, en Tanzania, que permitirá a cientos de niños y niñas acceder a la educación de calidad a la que tienen derecho y les corresponde.

Ester Sevilla, presidenta