Fundación Mary Ward recibe el Premio Telva Solidaridad por el proyecto ‘Stop Mutilación Genital Femenina’, una iniciativa liderada por Ephigenia Gachiri, ibvm, en las zonas rurales de Kenia y Tanzania, para luchar contra la mutilación genital femenina, que afecta a niñas y mujeres de todas las edades, con una prevalencia de hasta el 73% en algunas zonas a pesar de su penalización por el gobierno keniata en 2011.
La mutilación genital femenina es una terrible práctica que consiste en la extirpación total o parcial de los órganos genitales femeninos, y se produce generalmente cuando son unas niñas, cada vez más jóvenes.

Gachiri y su equipo de formadoras y psicólogas llevan años trabajando contra ella a través de seminarios de sensi-bilización en las zonas rurales. En ellos se trabaja junto a las familias y el profesorado de las aldeas; pero también con las autoridades locales, los an-cianos de cada poblado y, por supuesto, las encargadas de realizar esta práctica, para explicarles los riesgos y peli-gros que conlleva.
Pero no siempre con los seminarios es suficiente, así que también se está construyendo un centro de acogida para niñas y mujeres que han sido víctimas de la mutilación y necesitan recuperación o aquellas que han tenido que escapar de sus hogares para evitar que les sea realizada esta práctica.  Gracias al premio de Telva podremos continuar apoyando do al centro e instalar los paneles solares que permitirán autoabastecerse y ser además sostenibles.
La entrega de premios tuvo lugar en el Auditorio Rafael del Pino, y fue un placer con-tar con la presencia de mu-chas de nuestras voluntarias, así como de miembros del Pa-tronato y religiosas del IBVM. En la recogida del galardón, la presidenta de la Fundación, Ester Sevilla, destacó el hecho de que sean las propias africanas quienes más están luchando contra esta práctica, conscientes del daño que provoca.