Una de las actividades realizadas fue pintar el colegio público de Briec, una pequeña escuela rural situada a unos 10km de Asilah y compuesta de cuatro aulas.