Centro de Estimulación Temprana, Lampa de Oro

jicamarca_2

estimulaciontemprana_lampaLa Sala de Estimulación temprana empezó a funcionar en agosto de 2014, después de dos meses de remodelación del primer piso, gracias a la ayuda recibida de Fundación Mary Ward. En un principio, se trataba de una sala exclusiva para niños recién nacidos, hasta los 18 meses, pero la acogida fue tal que los padres y madres de familia pidieron ampliar el servicio, en el segundo piso, para menores de cuatro años. A su vez, nosotras solicitamos a FMW la remodelación del segundo piso, el presupuesto fue aceptado y la obra se realizó entre marzo y abril del presente año. A día de hoy, en la segunda planta tenemos una sala grande para los niños y niñas, una sala pequeña para atención psicológica, una sala para terapia grupal de niños y los servicios higiénicos para adultos y otra para niños. Aprovechamos, además, para construir en el primer piso la sala de lactancia materna. Durante la remodelación no hubo atención en la sala para los más pequeños, pero ahora todo el centro de Estimulación temprana reúne todas las condiciones que exige la norma técnica del Ministerio de Salud.

La sala brinda atención tres veces por semana: de 4 a 6 de la tarde. Nos gustaría ampliar el servicio, lo cual se hará poco a poco, en la medida que tengamos más enfermeras especializadas para asegurar los turnos. En la zona de Lampa de Oro no existen salas de estimulación temprana, éstas están ubicadas en zonas más urbanas, de clase media alta y el coste oscila entre 120 y 200 soles por 4 sesiones al mes.

Un madre nos comentaba que llevaba a su niña a una sala, –más pequeña que la nuestra– y pagaba 40 soles por una sesión de 1 hora. Las madres de familia en nuestra sala permanecen mínimo una hora, máximo dos, y pagan 5 soles.

La atención la realizan dos enfermeras especialistas en estimulación temprana y una psicóloga. Hasta ahora se han beneficiado 37 niños. Una de las enfermeras nos comentaba que durante las sesiones va indagando si los niños y niñas fueron antes a otras salas de estimulación, y solamente una niña fue llevada a otra sala. Las madres de familia están muy contentas con el progreso de sus hijos e hijas y también las enfermeras ven con mucha satisfacción sus avances.

¿Por qué un centro de estimulación? Desde la experiencia de atención primaria estamos convencidas de que la estimulación temprana es la mejor herramienta que se puede brindar a los niños, hasta los 4 años, para promover el desarrollo de sus capacidades físicas, cognitivas, psíquicas y sociales.

Un lugar donde, además, los padres y madres son los que reciben la formación y son los que trabajan con sus niños. Porque estamos convencidas de que los niñas y niñas tienen los mismos derechos vivan donde vivan (zona urbana, rural o marginal). ¿ Y por qué abordamos este aspecto desde el área de la salud y no desde el de educación? Porque creemos que lo más importante no es que los niños hablen, lean y aprendan las matemáticas. Nuestro objetivo no es adelantar al niño en su desarrollo natural, sino ofrecer una gama de experiencias que le permitan formar una base sólida para futuros aprendizajes.

Texto escrito por Miros Santillán, responsable de Mary Ward Internacional Perú.

No hay comentarios todavía.

Déjanos un comentario

Tu dirección de email no será publicada